Contáctenos

UNA GUÍA PARA LA CREACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE ALIANZAS
En esta página se publican los contenidos más importantes de la guía Creación y Consolidación de Alianzas, Elementos Metodológicos, que presenta orientaciones sobre qué son las alianzas, cuáles son sus elementos básicos, cómo se crean y cómo se consolidan, desarrolladas a partir de la experiencia de identificación, documentación y divulgación de casos. La versión impresa de la Guía se publicó en diciembre de 2002 recogiendo lo aprendido en seis años de trabajo del programa.

La Guía tiene tres partes:
PARTE 1
  Elementos básicos para el trabajo en alianza
 
PARTE 2
Nacimiento y puesta en marcha de las alianzas
PARTE 3
Consolidación y sostenibilidad de las alianzas
Inicio Quiénes Somos El Programa Experiencias Guía para la Creación Publicaciones
Parte 1 Parte 2 Parte 3
Consolidación y sostenibilidad de las Alianzas - Parte 3
Factores clave Conflictos Seguimiento Sistematización
Además de la evaluación y el seguimiento, existe la sistematización de la experiencia que es una herramienta que nos permite:
  • Rescatar y documentar los principales aprendizajes obtenidos del trabajo en alianza.
  • Tener una visión crítica y retrospectiva del proceso vivido para saber:

¿Cuáles son nuestras principales lecciones aprendidas?
¿Qué podemos transmitir a otros como aprendizajes?

Es posible aprender acerca de las alianzas a través de libros, conferencias y talleres. Pero las organizaciones que están involucradas en el desarrollo de alianzas obtienen, en la práctica, un aprendizaje vivencial por medio de su participación en el proceso.

Quienes participamos en alianzas tenemos mucho que aprender y mucho que enseñar sobre ellas. Por eso, es muy importante desarrollar programas de aprendizaje e intercambio y encontrar la manera de recoger y compartir el conocimiento.

¿Qué es sistematizar?

Aprender a partir de la reflexión sobre lo hecho y lo vivido. Es decir, aprender desde la experiencia concreta y lo que ella trae consigo: problemas, estrategias de solución, necesidades, logros y dificultades.

  • Conceptualizar y ordenar, de manera metódica, rigurosa y sistemática los acontecimientos.
  • Producir conocimiento sobre la práctica.
  • Mantener una actitud frente al trabajo, que consiste en preguntar, comprender, registrar, ordenar y aprender.

¿Cuáles son los pasos para sistematizar?

Paso 1. Preguntar
Definir las preguntas que orientarán la sistematización ¿Qué queremos saber sobre nuestra experiencia de trabajo en alianza?

Paso 2. Leer el proceso vivido
Elaborar una lectura retrospectiva de la alianza: ¿En qué contexto nació?, ¿Cómo surgió? ¿Cuáles han sido sus fases de desarrollo?

Paso 3. Conceptualizar
Elaborar un marco de referencia acerca de los principales conceptos que forman parte de lo que queremos saber.

Paso 4. Acordar instrumentos
Definir los instrumentos mediante los cuales obtendremos la información que nos dará respuesta a nuestras preguntas.

Paso 5. Recoger y analizar
Recoger, ordenar y analizar la información.

Paso 6. Concluir
Reflexionar en torno a los principales aprendizajes, hallazgos y novedades que se han encontrado en el análisis de la información.

Paso 7. Documentar
Elaborar un documento que recoge lo aprendido.

Paso 8. Socializar
Comunicar las lecciones aprendidas.



El ejemplo: la Alianza Crianza con Cariño en Manizales

En esta alianza se realizó un proceso de sistematización, con la asesoría de la Universidad de Caldas y el Centro de Investigación en Familia, en el cual se recogieron la historia de la experiencia, los beneficios obtenidos por los socios, el papel de la comunidad en la alianza, los logros, las dificultades, las ventajas y desventajas que ha traído, los factores de permanencia y los resultados del trabajo.

Éstas fueron sus preguntas y hallazgos:

  • ¿En qué contexto surgió la Alianza? Situación económica, social y cultural de la ciudad.
  • ¿Dónde y por qué nació la alianza?
  • ¿Cómo se desarrolló la fase inicial?
  • ¿Cómo se consolidó?
  • ¿Cuáles han sido los logros del trabajo, las dificultades y la manera de resolverlas?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas que ha traído consigo el trabajo?
  • ¿Cuáles son los factores de éxito y de permanencia de la alianza?
  • ¿Cuáles han sido sus resultados en: superación de la pobreza (calidad de vida, acceso a servicios y desarrollo de capacidades para gestionar las propias necesidades y aspiraciones), mejoramiento de la convivencia (condiciones para la convivencia social y familiar, disminución de la violencia y el maltrato y cambios en comportamientos) y construcción de capital social (papel de la familia, construcción de normas, reglas y acuerdos, fortalecimiento del tejido social)?

Se encontró que la Alianza Crianza con Cariño, era una experiencia de innovación y aprendizaje social, y había obtenido, entre otros, los siguientes aprendizajes:

La experiencia evidencia que es posible flexibilizar políticas, establecer acuerdos y asumir compromisos con base en los aportes de cada socio en función de objetivos comunes, pues se pudo desarrollar con éxito el trabajo en alianza, en un contexto institucional y cultural donde aún es débil la concertación entre el sector público, privado y las organizaciones no gubernamentales.

La experiencia representa un aprendizaje para la gestión y el desarrollo de proyectos en comunidades pobres, porque el esfuerzo coordinado y complementario se traduce en mejores resultados. Esta forma de trabajo ha permitido compartir beneficios y riesgos que, en un escenario de limitaciones institucionales de diverso orden, brinda confianza y seguridad a los socios.

La coordinación interinstitucional no sólo es una estrategia para movilizar recursos y ampliar la capacidad institucional de la alianza, sino también para focalizar la atención hacia un mismo grupo poblacional, construir procesos comunitarios e integrar las acciones sectorial y territorialmente.

La concepción de la alianza como una relación abierta y participativa, ha favorecido el aprendizaje de cada uno de los socios, la construcción concertada de la experiencia y un cambio en la actitud respecto a las prácticas tradicionales de poder, al anteponer el interés colectivo por encima del particular. La principal fuente de enriquecimiento personal e institucional la ha constituido un clima donde se aprende a trabajar en grupo, a debatir, a concertar y a discernir desde varias miradas.

El compromiso con los propósitos y el reto de construir condiciones para la convivencia, ha conducido al desarrollo de metodologías más creativas y lúdicas. La inserción de la alianza en una política institucional para realizar un programa dirigido a los niños y niñas entre los 7 y 12 años, ha permitido llenar un vacío en la atención a este grupo y ha creado un encadenamiento con otros programas dirigidos a jóvenes, en especial con clubes juveniles.

La principal innovación ha sido la intención de crear ámbitos de interacción familiar, generacional y comunitaria.



Otros hallazgos sobre la sistematización

A partir del estudio a profundidad de 41 casos, el Programa Nacional de
Alianzas ha encontrado los siguientes aspectos sobre la sistematización como manera de aprender a partir del trabajo en alianza:

  • Las alianzas pueden ofrecer ambientes que apoyen el aprendizaje.
  • El aprendizaje depende de la capacidad personal, la voluntad y la disponibilidad de oportunidades. La capacidad para aprender crece al exponerse a nuevos métodos y al localizar las causas de las dificultades. La voluntad de aprender aumenta cuando los beneficios se expresan claramente y se entienden. Es necesario buscar y crear nuevas oportunidades para el aprendizaje.
  • El aprendizaje no termina después de un proceso de reflexión. El verdadero aprendizaje, es decir, adaptar una experiencia y hacerla propia, comienza precisamente en la reflexión realizada. El aprendizaje se desarrolla en la medida que se aplique lo aprendido. Sólo al poner en práctica las lecciones aprendidas, se entenderá más a fondo qué es exactamente lo que se aprendió y qué es lo que queda por aprender, para que resulte efectivo.
  • Es fundamental la elección de un método adecuado de trabajo para la sistematización. En este sentido, son útiles los métodos informales, no estandarizados, que favorecen la observación, la crítica y el diálogo*.
* Se sugiere consultar y utilizar los siguientes libros: “Manual de sistematización participativa. Documentando, evaluando y aprendiendo de nuestros proyectos de desarrollo”, escrito por Daniel Selener, Gabriela Zapata y Christopher Purdi, publicado por el Instituto Internacional de Reconstrucción Rural. 2ª Edición. 1997. Y la Colección “Juntos es Mejor". Módulos de metodologías participativas para la gestión en organizaciones sociales. Módulo 2: ¿Con quiénes trabajamos? El diagnóstico rápido participativo”, escrito por Alexandra Gaviria Zapata y Jaime Andrés Gómez N., y publicado por la Fundación Corona, la Alcaldía de Medellín y la Corporación Paisajoven, 1999.
Herramientas para la aplicación de métodos participativos

 
Calle 100 No. 8A - 55
Torre C Piso 9 Tel: 644 6563
Bogotá, Colombia

alianzas@fcorona.org